martes, diciembre 05, 2006

Crónicas de a Pie (Café Complot 2)

Catorce horas de bus, dos de taxi transformer y estoy en la Monseñor Rivero, Bulevard Cruceño lleno de Cafés, Miami falsa, con calor más húmedo, sin Cubanos y sin Art Deco. Entro a un Café, de la franquicia del gringo paceño, para evitar nostalgias.

Vellosidades oxigenadas, cabello rubio, tan desteñido como sus ambiciones, descansa en sus hombros. Entra al Café en dos muletas platinadas y bien lustradas, con ademánes mezcla de risa y llanto forzado. Su amiga de Jean, desgastado intencionalmente, muestra las rodillas color cama solar y las sandalias marroqui kitsch, mientras va abriendo espacio para su ingreso en escena.

Se sienta a mi lado y mira con soberbia mis ojos rojos, mi cabello enredado en la humedad del ambiente. Mi barba de tres días engorda la sal que sale de mis poros y se congela con el aíre acondicionado. Pido un expreso, un agua y el periódico del día, empiezo la lectura y de pronto el estruendo de sus risas traen reminiscencias al boliche de focos rojos y faldas cortas.

De rato en rato me mira, como intuyendo mis eses bien puestas y mi lectura zumbándole como mosca. Se cambia de mesa, respira hondo y deja su perfume Jennifer López en poros de achachairu en el aire.

Nuevamente su carcajada sacude a mi pluma y mata en una línea un intento de verso. Escucho como le cuenta a la de cabellos rojos las luchas cruceñas de antaño, de su abuela, le habla del orgullo de ser bien camba y apellidar Müller. La abuela fuerte con ocho hermanos esquivaba indios del monte para llevar a mamá a la escuela recuerda y luego ríe orgullosa de como sus primos de peladingos correteaban cunumies y hacían bastarditos.

Luego calla, mira dos hombres de camisa blanca que entran y saludan a un gordo de sombrero tejido y barba. Los envuelve con los ojos y lanza una bocanada de humo cómplice al rostro de su amiga. Después, lee el titular de El Nuevo Día "El MAS cambia la ley INRA con votos de tres opositores". Dice que como camba defenderá lo suyo, luego reniega, con una mezcla de orgullo y bronca al hablar de su marido, macho de estos pagos, que no pelea nada. Sólo sirve para pagarle la ropa dice. Habla del amante Ganadero con dos hijas de veinte, que se la lleva al “Cuore” los viernes por la tarde” y que tampoco tiene huevos para dejar a su gorda, por una cruceña bien puesta como ella. Al final no le interesa, es rápido como el gallo dice, pero no importa los orgasmos le llegan en ropa.

La escucho, mientras saca pecho y grita con fuerza que el hombre que la pega no tiene lo huevos para defender lo suyo. Dice que protegerá la tierra de sus hijos, por eso entrará en huelga dice, para demostrarle al Evo que no es por dieta como dice, es por sus hijos. Mientras habla me mira de reojo y grita con más fuerza. Promete machete, aceite caliente y polvo de escopeta al que invada sus tierras.

Sus pecas de cama solar esparcidas por su pecho agrietado, sus senos separados que cuelgan como paltas de gel de silicona, coquetean con guiños en cada respiro a mi libreta. Sus uñas cuidadosamente tratadas de pies y manos no conocen de labrar la tierras, su pecho se secó por el sol, no por amantar críos hambrientos.

Nos miramos, la humedad derrite mi café, me fumé dos L&M escuchando su conversación dizque política, dizque cívica. Tengo la cara húmeda y con ojeras. Mis ojos mojan sus lentes de contacto, me saluda y pregunta ¿de donde soj? y luego me pide prestado el periódico, la miro sonriente y le digo seguí nomás reinita, con erre arrastrada. Soj colla dice, con un estúpido aire de sorpresa. Boliviano le respondo. Vellosidades oxigenadas rozan mi antebrazo, su perfume envenena mi libreta y su bronca cae por el piso.

Camino, sus gritos de lucha estética retumban en el aire y dos tipos de camisa a rayas se acercan a su mesa y felicitan sus encarnizados argumentos, no sin antes mirar mi mochila empolvada en el piso "Duralit". Me voy y dejo dos bolivianos sobre las siliconas de Martita Vaca modelo de Montero, reina del Azucar, portada de El Deber.

29 de Noviembre, Café Alexander, Santa Cruz de la Sierra....¡enai puej!

18 comentarios:

Anónimo dijo...

de una cochala orgullosa, con corazón e infancia cruceñas... honestamente dudo que la mitad de las cambas sean como las describes... en todo caso creo que la bolivianidad también pasa por entender al otro desde sus propios zapatos... algo de lo que estamos muy lejos
pero no te olvides mi querido ganjar que tu pequeña también llevará en el pecho a santa cruz.

Ganjartek dijo...

Lo sé y amo Santa Cruz al igual que La Paz, tengo abuela cruceña de Concepción y espero que mi hija sea antes que nada Boliviana y le guste el Chairo y el Cuñape.
El texto simplemente relata la experiencia con una cruceña es absurdo a partir de esto generalizar que todas las cruceñas son así. Pero de que las hay las hay...

Anónimo dijo...

De que las hay las hay...desfilan todos los días por la rené moreno o la junín,por equipe o por la monseñor,muestran su rostro iracundo por las pantallas de la tv vociferando contra los collas avasalladores sin poder creer que un indio sucio les esté jugando una mala pasada desde el palacio,que se haya atrevido a`ponerle fin a la avidez acaparadora de tierras de los eternos "patrones" cruceños.Precisamente a ellos que tan buenos son con los collas dejándolos entrar a su región donde no besar la verde y blanco o no conocer las sagradas notas del himno cruceño es un delito de la peor calaña.Algunas con la peor intención racista y discriminadora,otras más ingenuas repitiendo lo que sus "mayores" les enseñaron,la mayoría de estas mujeres cambas,hermosas,sinceras,pero enfermas de prejuicios.

Anónimo dijo...

las hay, igual que hay paceñas, cochalas, benianas, pandinas, tarijeñas, chuquisaqueñas, orureñas y potosinas de similar proceder...
...como también hay collas que escupen ufanados al camba por ser blanco y de ojos azules, gritándole que no es boliviano porque no lleva la piel morena... enfermos prejuicios también, no anónimo?

Anónimo dijo...

me gusto el tono de tu viaje...
solo eso... un saludo!

Ganjartek dijo...

¿blanco y de ojos azules?

Ganjartek dijo...

Repito sólo relaté una experiencia real vivida en un café de Santa Cruz, cada quien que haga su juicio

Sakura dijo...

jajajajaja... me hubiera gustado ver la expresión en la cara de la changa cuando tu respuesta fue "Soy boliviano"... qué habría rozado su pensamiento?

Cuál es nuestra fijación con decir de qué departamento/ciudad somos?, acaso no se es boliviano no más? o es parte del cv de presentación ante la solcidad?... mmmmm.... sólo se que cada región es tan distinta y maravillosa que la otra y todas se complementan en un todo que el Bolivia!!!

Saludos =)

Estido dijo...

Conta lo de la brazuca, mejor; esa no tenía siliconas.

Anónimo dijo...

Es que para la gran mayoría de los cruceños Bolivia es un invento de los altoperuanos,un paisito al cual ellos accedieron pertenecer hace 180 años y que ahora les estorba.Por supuesto yo soy de la opinión de que si los cambas no quieren ser bolivianos-y lo dicen una y otra vez-que no lo sean y se declaren independientes y punto,o quieren serlo pero con chantajes ,como si el pais les debiera algo,que dejen de joder.
sakura:viví en La Paz,en cbba.,en potosí,en bs.as.,y nunca pasé el ridículo de tener que besar una banderita,la religión del camba es adorar a su región,lamentablemente.

Ganjartek dijo...

Estido: esa historia se cuenta después de las 3 am con un coctail de naranja en viernes che

Anónimo dijo...

si.. blanco y de ojos azules, hago referencia simbólica al niño al que insultó la mujer del MAS.
http://www.eldeber.com.bo/2006/20060923/santacruz_12.html
Hablemos de besar banderas... porque no empezamos por la whipala? no es lo mismo besar la una que la otra? No veo la diferencia y en ninguno de los dos casos aparece la tricolor. No debería ser así, totalmente de acuerdo, pero no seamos miopes, veamos que hay problema porque sucede en ambos lados, no hablemos solo de los cambas porque el fascismo indígena (ayer hemos vivido una muestra de ello) es igual, o mucho peor porque tiene odio y venganza incluidos.

Anónimo dijo...

La única bandera que yo beso es la del bolivar y una que otra chicheria, por lo demas, tengo familia cruceña y potosina y cochabambina y de todas partes, asì es que eso de la bolivianidad, es para discutirlo hasta no acabar.

rondeldia dijo...

jajajaja esta buenisimo el relato, insisto como el estido en que cuentes de la brasiquinha que son más calientes y cumplidoras que las mencionadas habitúes de la monseñor, acá ya me cansé de que amenacen, insulten, y llegaron a decirme que desearían matar a todos los collas ... estas muestras de patriotismo-reginalismo??? no lo entiendo hasta con la ichazu discutí ... (igual no entiende) pero bueno... jodido debe ser crecer en un lugar donde en colegio te obligan a cantar el himno de la autonomia, y te dicen que tu trabajo lo disfrutan los otros... hay que entender esto que es un avasallamiento sistemático en la mente de los changos y les venden el sueño americano salpicado de achachairú .. para (i) ergoth, tus argumentos me suenan vacíos pues si conoces ambas cuidades como yo, sabes bien que en scz hay brigadas patea collas hace más de 20 años y hasta hora en lpz no supe de alguna paliza a alguien solo por ser de algun lugar distinto a LPZ... veamos la historia ...

un saludo,

FRENEMOS A LOS VIOLENTOS...
PARA TODOS TODO!!!

r

Andres Pucci dijo...

COn nombre ya apellido me dirijo, mi padre y una tia llegaron de la paz hace 36 años, trabajaron, se casaron, criaron hijos, todos los cmabas tenemos un pariente colla, donde estan las brigadas patea collas?? aki decimos colla emierda vamoj a tomarnoj unaj frias.
Con cariño, somos habladores, bocones, jactancioso, la palabra waikeo de donde viene? quienes son los odiadioreS? que revientan las hielga de hambre como tipicos nazistas, digo masistas que son?? perdon yo hablo con la RRRR por que asi me crie, se me reian en el colegio, pero nunca nadie me margino, tengo amigos que le dicen el colla tanto, el colla martin, el colla ramirez, y van a boliches de primera como a comer agachaus tranquilos. DONDE ESTAN LOS PATEACOLLAS? que cargados de rencor estan dios mio al mentir asi

rondeldia dijo...

desde el 90 en montevideo ... había familias cambas orgullosas de que sus hermanos estén en las brigadas patea collas, ojala que a nadie le lleguen esas malas ondas, tengo nombres y apellidos tambien para decir quienes son pero a esa gente no le pienso hacer publicidad... a demás el que quiere ver que vea el que no pues ni modo no?

un abrazo,

r

Anónimo dijo...

Coincido con la ridiculez de besar una bandera. Hay grandes cambas, hay grandes collas, cada región tiene lo suyo, en ambas hay también fanáticos ciegos y chicas capaces de acercarse a coquetear en un café.

Anónimo dijo...

Espectacular el relato , felicidades y sabes que por ejm , la realidad de muchas de esas chicas cambas ,que quieren ser todas como " las magnificas " , es que las conoces y vas a su casa y te encuentras que son de verdad pobres , un patio con alguna gallina correteando , una hamaca , el cuarto de baño afuera , sin agua , sin embargo el dìa viernes de parranda en equipetrol , tratando de ser "magnificas"