lunes, agosto 14, 2006

Al Jaime...vivir no es necesario, navegar es necesario

Visito tu noche al caminar
Camino mi muerte al visitar


Recuerdo los 10 años de tu muerte, el homenaje era pequeño y sentido, unos amigos habían puesto en escena un fragmento de una de tus piezas teatrales, publicado en la revista hipotesis. Estaban los de siempre, los pocos de siempre.

Recuerdo el año de tu muerte, había empezado a leer el Felipe el cuál estaba celosamente resguardado en la bibliotéca de un tío falangista, el mismo que te invitó a una de esas guitarreadas desafinadas a las que los viejos me obligaban a ir por que no tenían con quien dejarme. Recuerdo de reojo la imagen de tu rasputinesca barba y tus lentes, reflejandome en esos mis 13 años.

Veínte años después de tu noche, camino las calles de una La Paz más caótica que la que conociste, y me quedo a la madrugada en la recurrente charla sobre tus versos, en una de esas bodegas post modernas de hoy.

Un seco de agua de sal a tu nombre, con júbilo a tu muerte tan viva y este poema que por ahí duerme a tu nombre.

Sombra del poeta, en humedad cansina
palabras secas que al tacto brotan
líneas vivas en el beber del viento

Sombra de bodega, éter oscuro
te mantengo quieta en mis silencios
te resguardo pura en mil venenos

Línea de la pluma dura del escriba
bisturí que anuda con soltura la noche
vida en cada espacio de pared y huerto
vida en cada cuerpo de ciudad y altura

Imagen de desvelos en pupilas secas
palabras que mueren el tacto a su memoria
solemnidad acompañada,
paseante de mesas y palpitos colgados

Noche, distancia recorrida
devuelve a la ciudad su angustia
Devela sus caricias en fosa dura
ciudad de cobre, mestiza y lluvia
piel que encumbra cada rasgo crudo.

2 comentarios:

vero dijo...

aqui estoy amigo... aqui estoy siempre, solo que sin firmas ni huellas.

ya pasará todo y las palabras saldrán otra vez... pero aqui estoy aunque no logres verme

un beso,

vero

YO dijo...

me carcome saber que te empecinas por hacerte patear por la vida, por negarte las opciones, por encerrarte en tu soledad...por que siento que te estás yendo a la mierda...que desde que se fue tu hija, te estas dejando ganar por la vida...te estás hundiendo como tantas veces me dijiste que no lo harías, te estás mandando al carajo...acaso quieres ser como el Saenz? tirar la toalla, olvidarte de luchar, perder todo, vivir en un cuarto, despierto solo de noche, hundirte en el trago y morir enfermo y solo a los 64?. Te pusiste a empezar que pensará hoy la hija de Saénz en Alemania? fué un gran escritor, si, pero fue un viejo loco y cobarde que no lucho, le basto con escribirle a su hija el libro ese de al pasar un cometa y prometerle vivir 300 años en su compañia, pero donde? en que lugar? a que costo?...no se viejo, o te sacudes las penas o creces, pero por favor no te hundas, que aunque no lo veas habemos personas que te queremos de verdad, como eres, rayado, loco, ermitaño, sensible, patan, malhumorado, llorón, dizque izquierdista, botarate a veces, tacaño otras, en fin viejo segui remando..y apoyate en otros, no te encierres
Un abrazo