martes, julio 26, 2005

De Paez y Calamaro

Luego de el pantallazo a la realidad de mis días, a la verdad paceña, matizada con algo de morbo y Cortazar, quiero compartirles dos notas en relación a dos grandes que siguen regalando música en su cuarta decada, el Dylan Porteño, Calamaro (no se si es exagerado el apodo, pero ojo que es más por la naza y el pelo que la poesía) y Fito (el suertudo ex marido de Cecilia Roth).

La primera nota, un artículo mío, basado en una entrevista de la Rolling Stone de España en 2002 , la segunda es extractada de la Nación de Argentina sobre el último disco de Fito "Moda y Pueblo" antesala del tan esperado "dos monedas al aire" 11 versiones solo en piano escogidas por los fans. Fito en este disco sigue regalándonos reediciones y la versión numero 33 de un vestido y un amor. Rescato de este disco la deliciosa y bien lograda versión del poema de Lorca "Romance de la Pena Negra", en aire andaluz y de chacarera. Esperemos que nos sorprenda con algo nuevo pronto. Ahi van las notas:

En encuentro con Calamaro

A los pedazos rotos del espejo interior con Miguel Abuelo en el Corazon

No estoy solo, me acompaña mi propia soledad, se repetía aquel iluminado y zarpado Andrés dando vueltas en un raptus creativo producto de los químicos y la bendita soledad. Saltaba entre el teclado y su amiga “Les Paul”, entre el feeling agresivo y los ciclos down, mostrándome la luna muerta en su ventana, ese verso agónico goteando en sus labios, ese poema duro e intimista de abandono que luego sería música.Convencido de que hoy estaba para seguir, aunque el Veneno pulsaba por él las teclas, tenía la milonga y el flamenco nutriendo a Dylan en sus manos y seguía partiéndose el coco con esto de hacer 10 discos por día, convencido de que aquellas maratones sin parar de escupir canciones serían más que buena pesca.La voz rasgada entre el tango, zamba y rock, los sueños de no caer en su propia trampa, del Clonazepan y Circo. La filosofía del Salmón me mostraban el camino trazado hoy a sus 41 años. Andrés el Van Gogh del Rock, lo llamaba algún español por ahí, el loco que ceba mate para pasar el sabor seco de los tóxicos y se levanta a las 10:00 de la noche para seguir en pie. El sueño es un invento para perder el tiempo, me decía, mientras mis ojos recorrían aquel cadáver exquisito de cajas de comida, desorden, botellas vacías y demás yerbas. Andrés vomitaba ese ritmo, vomitaba la palabra y luego registraba en un tape la increíble trompeta y la magistral guitarra flamenca regalo de algún amigo andaluz, que luego reposarían firmemente en la cinta 500 detrás del sillón con su inconfundible voz de fondo.Andrés se enchufó un chute de compulsión y vanidad, para crear con el ego destripado y las venas abiertas, sin dormir y sin apagar los aparatos. Se estropean. Como las personas. ¿Cómo está uno cuando se levanta? Jodido, pero hay que darle que de eso se trata.Al fin de cuentas, ¿qué es crear? ¿Dejarse llevar por la fuerza compulsiva que fluye en las venas hirvientes de sangre verde? ¿Crear? ¿Sentarse en un cuarto despejado y hermoso, en un estudio grande, espacioso y con luz, con vista a alguna postal del Caribe? Como bien decía Bukowski: “Hijo, aire y luz y tiempo y espacio no tienen nada que ver con la creación y no crean nada más que, quizá, una vida más larga”.Vivir “las tumbas de la vida” ser un poeta maldito, y escupir lo que va saliendo, escupir las palabras para ofender a la rima, estallando eléctricas en alguna pantalla o acaso en algún acorde, en un “loop” rabioso y perdido. Crear, en el intento consciente de la oscuridad eterna, de aquel silencio de soledad y compañías al alba, crear aunque sólo sea acumular hojas, cintas, notas, aunque sea sólo pintar paredes con grafittis viejos.Crear poniéndole precio a la compulsión, consciente de que de la cantidad algo de calidad saldrá luego de tanto escupir rabioso, al final, eso poco importa, cuanto todavía arde y quema la voz de la Verónica. Crear, transformando la rígida y maldita obsesión, crear hermano.Crear así como quien se mata 10 años por un poema duro y frío que sólo mueve las más ocultas ganas de leerlo en el asiento hueco. No sé, Andrés, si por ahí va la cosa, si la creación tiene nombre, ni cómo se hace eso de ser creativo o si el pensamiento lateral será lo mismo que pensar de lado.Crea hermano, deja a los críticos que vivan su creación en sillones cómodos en casas blancas, por ahora cómete ese pedazo de suela que sobró de anoche y bebamos cerveza, algo saldrá luego si asumimos esa tu frase del “no dormir es libertad”.No apagues los aparatos, Andrés, seguí, dale acumulando cantidad, dale, botala al aire, alguien se preocupará de contar lo que llevamos vivido o lo que aún nos falta, Crea, loco, crea que yo todavía estoy tratando de armar mi primer poema y sacarlo a la luz; crea, loco, crea que de algo debe servir esto del veneno y el mate.

Las ideas contra las cuerdas en "Moda y pueblo"

Cinco clásicos de su cepa, homenajes a Litto Nebbia, Charly García y Luis Alberto Spinetta, la recuperación de una canción centrada en un poema de Federico García Lorca y el estreno de "Las palabras", constituyen el programa del disco "Moda y pueblo".Empezando por el singular título que ostentará el próximo álbum, Páez indicó que tanto "moda" como "pueblo" "son dos palabras muy netas y me gustó esa relación entre términos aparentemente antagónicos pero, a la vez, con mucho contacto".Sin querer soltar prenda en relación a un concepto, que prometió, se expresará de manera total con la gráfica que acompañará al registro independiente, el creador igual se puso didáctico y contó: "Moda es usos y costumbres de un lugar y pueblo es un grupo de personas. Hay que pensar en eso y se encuentran muchas cosas ahí adentro, no todas lindas".Para el músico y compositor que charló en el despoblado ámbito de la sala porteña Chacarerean Teatre, mediados de 2005 es un tiempo para abismarse en definiciones punzantes porque, sostuvo, "hay que ser más afilado y más neto porque hay muchos charlatanes". "Es preciso afirmar de una manera muy certera sobre la ambigüedad, porque cuanto más preciso seas más tranquilo vas a estar de que no te jodan los demás", postuló.Procurando dotar de valor exacto a cada uno de sus dichos, deslizó que "no hay que tomarse nada en serio porque la muerte se lleva todo y es necesario tener esa cuota de rockanroll para poder cagarse de risa de todo. Pero sí hay que hacerse cargo de lo que uno hace".Metido en la música que eligió para su nueva aventura discográfica, reflexionó que volver a visitar su obra (como también hizo en el doble "Mi vida con ellas"), "no me produjo ninguna experiencia mística-reveladora". "Es simplemente tocar canciones que hice en alguna noche en alguna ciudad del mundo y que canto con alegría y pasión y creyéndome lo que digo o creyéndome que creo lo que digo o haciendo que aquel que la hizo hable de nuevo", apuntó sobre "Tumbas de la gloria", "Naturaleza sangre", "Ambar violeta", "Un vestido y un amor" y "Mariposa tecknicolor". Sin embargo, admitió que entre ambas placas que recorren sus temas "se ve que se dio un momento de inflexión para revisar y ver dónde estaba parado y entonces hice toda la música nueva del próximo álbum que es buenísima, es un disparate".Fito consideró que los tributos a Nebbia ("El otro cambio los que se fueron"), García ("Desarma y sangra") y Spinetta ("Muchacha ojos de papel") "son grandes escenas de una película que están ligadas a la historia de un pueblo y algunas fueron moda"."En realidad -alardeó- no sé si 'Desarma y sangra' fue muy popular pero sí estoy seguro que se merece la tapa de Vogue".El cd se completa con "Romance de la pena negra", sobre poema de Lorca, y "Las palabras", del que dijo "es un texto duro que trata sobre ese debate, sobre la relación que tenemos con las palabras después de toda una vida coqueteando con ellas".

2 comentarios:

josue dijo...

Que tal, Paul. He dado con tu blog por casualidad. Me encanta tanto Calamaro y Paez. Desgraciadamente no hay mucha informacióin actual en México de ellos. No nos llegó Naturaleza sangre, por ejemplo, y por lo mismo, no tenía idea de su nuevo disco. De Calamaro sé que grabó El cantante (el cual lo tengo en MP3 y me encantó). En fin, te escribo esto para agradecerte que compartieras esta información que para muchas personas, nos es útil. Un saludo mexicano y te invito a mi blog.
Josué

[i] dijo...

Solo llegué al doble de "mi vida con ellas", no me gustó, mucho, si, ok, son reediciones y toda reedición casi siempre es buena, pero estas particularmente pasaron un poco desapercibidas en mi vida, quizás porque el impacto de naturaleza sangre fue mucho mayor, al principio un disco que no me gustaba pero que me fue conquistando has hacerse parte de mis dias, esa forma de decir "te quiero" esa forma de pedir que no se vaya, que siga mirándolo, me encantó!... sobretodo "los restos de nuestro amor", me encanta esa cancion!! y no puedo creer (Josue) que no haya llegado a México!!.. de todas formas hace ya muchos años de mi último y único concierto de Fito, me prometieron un para julio de este año y ayer se fue julio y sin Fito, tendré que seguir esperando...
pienso en esto "no hay que tomarse nada en serio porque la muerte se lleva todo y es necesario tener esa cuota de rockanroll para poder cagarse de risa de todo"
y que razón! como si en la vida todo todo tuviera que tener sentido!... por eso me encanta el rockandroll de fito