lunes, julio 25, 2005

Haikus




En esto de la búsqueda literaria, hace un buen tiempo atrás, cuando solía ser amante del Budismo Zen y me pasaba tiempo en esto de la contemplación, me encontré con un tipo de poesía que reflejaba no solo la simplicidad del Zen, sino la capacidad de en pocas palabras dejar un espacio abierto a la reflexión para buscar sentidos, el Haiku.

Haiku es una forma de poesía que "simplemente retrata lo que está sucediendo en este lugar, en este momento." Eso sí con la simpleza y belleza de la palabra, con el fluir del Zen. A continuación les paso algunos datos sobre el tema gentileza de Oscar D. Sánchez.

La definición que podrás leer es la que dio del haiku el propio Basho, que es considerado el padre del género. Formalmente, es un poema breve, casi siempre de diecisiete sílabas distribuidas en tres versos, de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente.

Pero no es esto lo que caracteriza al haiku pues el mismo Basho, (en el retrato), se saltó esas reglas muchas veces. Lo que caracteriza al haiku y lo distancia de otras formas poéticas es su contenido. Un haiku trata de describir de forma brevísima una escena, vista o imaginada.Entonces, ¿cuál es el fin del haiku?, ¿la belleza, el Zen, la ascesis, el misterio del universo o la suprema importancia del suceso más pequeño? No hay ningun patrón a seguir.Para Basho el haiku era un camino al Zen. Buson lo consideraba un arte más cuyo fin era la belleza. Para Issa la expresión de su amor por las personas, los animales, las cosas.

En la mayoría de los poemas se hace alguna referencia a alguna de las estaciones del año. Si bien existen numerosos poemas, de Basho y otros, donde no se realiza ninguna referencia a esto.Hemos de tener en cuenta por tanto algunas cosas:1º- El antiguo calendario japonés estaba retrasado un mes respecto al occidental.2º- La primavera comenzaba el 1 de Enero.3º- Los meses eran lunares.La primavera se identifica con la floración de ciruelos, cerezos, sauces, el canto de las aves, las siete flores de la primavera, etc. El verano traía consigo el canto de los insectos, las lluvias, las tormentas, la siembra. Propio del otoño eran los patos, las garzas, las largas noches o la cosecha del arroz. Finalmente el invierno venía acompañado de la nieve, la niebla, el viento y los campos vacíos.
Resumiendo, a pesar de su brevedad el haiku está relacionado con tantos aspectos literarios como extraliterarios, y es difícil acotarlo como una mera forma métrica. Es por ello que la sintética definición que dio Basho es probablemente la más precisa que podemos dar. Si quieres profundizar más tanto en la teoría como en la historia del haiku te recomiendo una visita a la web de Luis Corrales Vasco, http://www.elrincondelhaiku.org/, donde podrás encontrar una interesante aproximación este género, así como excelentes artículos y colaboraciones.

A continuación te paso algunos Haikus, encontrados en la Red que me gustarón, ¿te animás a crear el tuyo?

2 comentarios:

rondeldia dijo...

te mando un nuevo haiku:

de la puta
de la puta
que de la puta

(un finde en scz)

rondeldia dijo...

tengo otro haiku:

a trabajar
a trabajar
mierda a trabajar

(tus jefes)