martes, julio 26, 2005

De Zapping y Metafísica


Esta mañana, desperté con el aire claro en los pulmones, sirvió la manzanilla para la sequedad y la ducha nocturna, pero sobre todo la dósis iluminante de poesía de Bukowsky, el cafe seco, y Spinetta en los parlantes. Me quedé dando vueltas en una frase La Maga de Cortazar en capítulo 20, por si no la leiste ahi va: No sé -dijo la Maga-. Yo pienso a veces en matarme pero veo que no lo voy a hacer. No creas que es solamente por Rocamadour, antes de él era lo mismo. La idea de matarme me hace siempre bien. Pero vos, que no lo pensás... ¿Por qué decís: peligros metafísicos? También hay ríos metafísicos, Horacio. Vos te vas a tirar a uno de esos ríos.

Me quede pensando anoche en eso de los ríos metafísicos, en la diferencia que existe entre "el acto suicida" y la muerte metafísica, esa de ir hundiendose solo y dejarse arrastrar por tus pedos mentales, no se si Cortazar pensó en eso al escribir esa frase pero en fin.

Temprano en la mañana me acordé de "American Beauty" y al mismo estílo de la peli, tuve temprano en la ducha el que será probablemente el mejor momento de mi día.

Luego de Zapear como Homero por la televisión local, repase en el juego de culpa psicótico de un asesino en un "temo por mi vida" y "mi hermano es culpable de todo, el también debería estar aqui". Esto de desplazar la culpa, es genial, la posibilidad que tenemos de hechar el olor de nuestra propia mierda a un tercero. Genial mecanismo de defensa de un psicopata que maneja perfectamente la culpa, por que no la conoce en carne propia, no le viene a los ojos, el temor por su vida al hacer pedazos la inocencia de una niña.

Semanas tuve que soportar el bombardeo de los medios por la muerte de una niña inocente que dada la macabra casualidad se llama como mi pequeña niña, quien hoy por hoy vive en riesgo en manos irresponsables, pero esa es otra historia. Sobre el tema ahi les va algunos extractos de una nota de prensa del día de hoy sobre el tema (La Razón, 26 de Julio 2005):


Chonchocoro tiene a Juan José Poma El asesino confeso de Estéfani dijo que temía por su vida. A las 5.15 de ayer se realizó la reconstrucción de los hechos. Poma volvió a confesar.

Aproximadamente a las 16.30 de ayer, Juan José Poma Pocacoma, el asesino confeso de la niña Estéfani Mallco, fue trasladado al penal de máxima seguridad de Chonchocoro, La Paz.
Julia Parra, titular del juzgado segundo de Medidas Cautelares, determinó su traslado hasta que se inicie su proceso, luego de que el director de la Policía Técnica Judicial (PTJ), Miguel Estremadoiro, pidiera que se lo recluya en un penal de máxima seguridad, ante el peligro de que intente quitarse la vida una vez más. El miércoles, Poma intentó suicidarse en una celda de la PTJ –donde, a pedido del fiscal Federico Candia, estaba detenido–, atando el ribete de su frazada a su cuello y clavándose en el abdomen la tapa rota de un casete.
Al salir de la clínica policial Virgen de Copacabana, donde se encontraba internado, Poma dijo que temía por su vida, pues no sabía lo que podría pasarle en Chonchocoro, toda vez que los reos del penal expresaron su repudio al asesinato de la niña de apenas ocho años.
El director de Régimen Penitenciario, Tomás Molina, señaló que Poma sería ubicado en una “sección de aislamiento”, como se hace con los presos que ingresan al penal por primera vez.
El agitado día de Poma comenzó a las 5.15 de ayer, con la reconstrucción de los hechos del asesinato de Estéfani. Estremadoiro afirmó que Poma Pocacoma ratificó su confesión. “No hubo ningún tipo de contradicción con sus declaraciones, ni con el acto que se realizó en la madrugada (de ayer)”.
La reconstrucción se realizó desde el momento en el que el hombre abordó a la niña, hasta el momento en que depositó su cuerpo sin vida en un basural ubicado en la ciudad de El Alto.
En una entrevista con la red Bolivisión, Poma dijo que conoció a la madre de Estéfani una semana antes del asesinato, a quien se la habría presentado en las inmediaciones del estadio de Miraflores su hermano Juan Vico Poma Pocacoma.
El fiscal de distrito, Jorge Gutiérrez, informó que sólo falta esperar el resultado de los exámenes de ADN, que estarán listos el jueves próximo.
La reconstrucción
El acercamiento • Poma declaró que convenció a la niña de que le acompañara ofreciéndole dos bolivianos y un helado.
Recorrido • Comenzó en una plazuela cercana a la plaza Oropeza, en Villa Copacabana. Luego, fueron caminando hasta el monumento a Busch, donde tomaron un taxi que los llevó hasta la casa de Poma, ubicada en la zona Alto Pacasa.

2 comentarios:

[i] dijo...

No termino de etender porque Poma Pocoma teme por su vida en el penal? no se supone que los psicópatas no sienten temor alguno? este no debe ser tan psicópata, no? o debe ser un mal psicópata. Los psicópatas casi nuncase suicidan, digo, no son suicidas por excelencia, porque sienten la seguridad, la garantía de merecer estar vivos y eso es lo que intentan demostrar, totalmente opuestos a los depresivos que buscan estrategias para demostrar que no deberían existir, por eso me quede pensando en la intención suicida de Poma, no lo haría, a menos que sea como estrategia para someter al otro o para negarles a los reos el placer de someterlo a él.... pero dejemos a Poma, tu post me llena de pensamientos, pienso en los rios metafísicos, en las muertes metafísicas, en que soy como Bolivia, que tengo mi vida llena de "autosabotajes" que me llevan a un suicidio metafísico, a la negación de mi derecho a la vida, de mi derecho a la felicidad, de mi derecho al amor, ¿porque vivir buscando razones para morir?
y pienso tambien en tu pequeña estefani y en los hijos de mis amigos, es extraño, yo no tengo hijos, pero los hijos, el tener un hijo hace que el padre o madre, cuando algo sucede, piense irremediablemente en su hijo, yo no pienso en nadie, digo, si algo pasa, pasa... y mas nada... me sabe raro ese pensar automaticamente en alguien más... debe ser extraño tener hijos.

Ganjartek dijo...

exactamente lo mismo digo, lo mismo pienso y lo mismo sostengo desde la clinica