sábado, noviembre 05, 2005

Ácido verde


Acido carcomiendo los canales del cerebro
Cuerpo seco como hoja al viento
Mirada inyectada de violeta, venas que laten con fuerza
Sienes palpitantes, ideas empujando por salir
Espera hecha vómito, incoherencia silenciosa, piel cansada

Cada rincón de este lugar en miradas secas
Olor inevitablemente rancio, como rancia la esperanza
Manos temblorosas en cada caricia al panel negro
Sólo la angustia hecha fé en su risa salva del tajo

Verde es hoy el licor en intestinos húmedos
verde el humo que inhalan los pulmones
Verde la mirada de aquella que bebe mis versos
y el ácido verde carcomiendo tuberias rojas
El

1 comentario:

vero dijo...

por fin se de ti... te veo con exactitud a través de tus letras...

un abrazo, verde o azul... pero un abrazo inmenso al fin.