miércoles, noviembre 16, 2005

A la flaca (de Memorias de un Croto)

¿Y que tal si nos vamos a la mierda? si soltamos todo y largamos un grito de impaciencia al cielo. Como que hace tiempo no se construye nada que dure más que la película o el libro de moda. ¿No creés que es hora de que nos mandemos un loco sueño juntos? ¿Qué ya es tiempo de descansar de tanta rutina?, sin necesidad de decirnos nada, solo balancear miradas con un buen porrito y una botella de vino.

Hace tanto que no me miraba en algunos ojos como los tuyos, ¿qué sos? a que santo invocás, mientras conjurás a tus demonios con un poco de maquillaje en el baño. Hola Natalia, Camila, Ramona, Andrea, al final que carajo importan las letras en las que te escondes. Si igual eres eso, mujer de viento o de lluvia que detesto y añoro con el cuerpo y con el alma.

Vamos, te invito a caminar, solo eso y luego de un poco de poesía y dolor, podemos incluso mirar juntos el techo desde aquel tu viejo sofá. Así es como se da todo, de esta forma empieza el juego de seducción y el ritual genital. Una mirada, un disco y que los pétalos se vayan deshojando solos al contacto de mis versos. Tu savia, antídoto de mi veneno, tu tacto esencia que disuelve la mugre de mi alma.

Vamos, mujer, si los dos sabemos que no tenés alas, que no sos la musa perfecta y yo mucho menos el amante de tus sueños de quinceañera. Vamos, entrégate a esta danza de minutos y sostén con fuerza mi esperanza,. Jugá con mis labios, hasta caer tendido luego del instante perfecto de muerte. Solo una cosa es importante que en el camino no dejes caer un suspiro, que esas cosas roban luego lo poco de cordura que aún me queda.

Como pesan ahora tus párpados en mis labios, con cada palabra que precede al acto. Te miro y me doy lastima, me río de tu cursilería romántica. Tu cabeza asfixia mi cuerpo y tus pies fríos no hacen juego con mis poros. Salí, déjame pero por favor no te lleves tu recuerdo, no despertes la silueta de sudor que aún respira en mis sabanas.

Cállate, y vete descalza, para no despertar a tus cabellos y a tu alma. Yo te esperare, despierto por si vuelves, por si empieza otra vez a gritar el deseo. Esperaré mudo, por si la lámpara hace livianos tus párpados y empezamos a cantar otra vez, riendo de la incoherencia necesaria del amor, antes del sexo.

¿Viste?, igual te fuiste y me quedó la resaca amarga de caminar desnudo por el jardín de tu espalda. Ya me canse de vagar por el parque y tu cuerpo, de mearme de miedo en cada falta, en cada ausencia. Se que al final me bancaré la gris mirada en tus ojos contemplando la luz en tus pupilas rotas.

¿Qué tal si nos desnudamos de alma? Anímate, es fácil, vamos de lado, de frente, de día y de frió. Seamos ese tango dulce de dos ramas en el viento.

No temás si te nombro, si caemos en este encierro, mostráme tu lado amargo, tu mirada amable, date la posibilidad de amar, hasta odiar tu reflejo en mi rostro.

¿Té animás a lanzarte del puente así juntos, con papel higiénico anudado a los tobillos, para luego confundirnos en el espiral loco del descenso?. Reír al estallar nuestra sangre en el asfalto, amándonos para el recuerdo amarillista en una burda instantánea de paparazzo. En la sonrisa cómplice y mortuoria que nos vestirá luego, para así ser una mirada burda, grotesca, simple, nuestra.

Si no querés, entonces ¿qué tal si te miro como el péndulo desierto en tus ojos?, ¿que tal si lloramos de rabia y miedo?. Empecemos escondiéndonos en el portal del viejo templo hasta que la noche nos pesque mudos, mojados, cómplices de un mambo común.

Mira que podemos hacer eso y más, solo si querés podemos violar la fama de la historia con un baile de sirenas en pie. Es solo cuestión de huevos, de lo que té falta por genética de lo que me sobra por boludo y por amante.

Pero, me meo en las preguntas..¿y sino me creés? ¿y si te matás de risa de este loco urbano, de este piantado que retrata fantasmas en graffittis mudos?, matando su coraje en mil miedos. Si luego de contarte mis sueños explotás en una carcajada al ver como me banco las derrotas en cócteles de anestesia. ¿Me veras acá mudo, reprimiendo sonrisas en la inyección letal de dejarse amar?, o simplemente dejaras que tu espalda anuncie el despertar de mil demonios, dejándome la maldita estela que queda en toda ausencia. Dime flaca, el guión de tu juego, que sabes lo fácil que es vomitar la miel cuando te espesa la sangre.

Flaca creo que somos solo dos rocas en el mar, ahí meándonos de miedo y espantando a la vida con un matamoscas retorcido y verde. Somos algo así como dos notas tratando de encontrar el pulso exacto, dos manchas de café en tazas distintas.

Tu te estás, te quedás en silencios, en tus falsas alas blancas con las que querés iniciar algún vuelo, algún retorno. Yo me balanceo en la nostalgia, con mi tijera gastada, ejercitando mi fracaso cada vez que te corto una pluma, pero tus alas crecen, me comen y me espantan, con bofetadas de oscuro realismo.

Siempre es lo mismo, luego de todo empiezan los clichés que tanto espero --lo que pasa es que sos un tipo genial, gracias por todo pero no se...o tal vez las pelotudas pruebas de fe...si recorres mis entrañas, no se te ocurra salir de golpe que luego la sangre brota sin control. Sepárate de a poco, para que así vayas secándote gota a gota, hasta que caiga dormida y no me acuerde el momento que partiste. Por último ¡no me dejes carajo, que tengo miedo y no se como decirlo!.

Si, creo que es mejor. Si ándate, déjame en mi boludo silencio, en mi lagrima, en la caída sin red a tu vacío, pero se que no lo harás, por que preferís jugar conmigo.

No me preguntés entonces ¿querés divertirte a mi lado?,
¿Querés ser mi amante?. No se te ocurra pensar en tus recetas de cocina y en prepararme la ropa o despertarme con un beso las próximas 1000 noches de mi vida.

Sabés que no podemos ni escondernos de la luna, que la mierda del tal para cual, solo existe en tus historias de telenovela. Por mas que quisiéramos, no podemos intentar nada sin apartar su mirada fija que todo lo sabe. Que esté jodido, rejodido huir de la omnipotencia letal y necesaria de aquel otro, por eso es mejor no fingir y parar la espiral de ironía.

Ahora me canse y volveré tal vez mañana, descargando algo de savia en un cuerpo ajeno, en uno de esos escondites que solo sirven para bucearlos y luego gritarse la culpa de no amarla. En uno de esos puertos de paso, en los que alquilas la miel a cambio de tus bolsillos rotos.

Disculpa flaca, solo quería decirte eso, no te rayes. Pese a todo, volverás a ser mi amante de luna, la canabilica ruta al sol. Pero es necesario que sepás que puedo morir y vos ni té enterás, que podes ser mi tristeza en dos segundos y yo tu verdugo en un flash si lo quisiera.

Que basta apagar la risa y te vas, sin culpa ni pena. Que puedo ponerte luego en un altar como mi mándala de carne, hasta conjurar miedos o simplemente cansarme y dejarte en un cajón, para que poco a poco tu fantasma se esfume.

No te hagás entonces la femme fatal. No me llevés a tu cama a gozar tu histeria para que luego me canse en tus gemidos de niña boba, mientras pienso como hago luego para aumentar el volumen de la radio. No vengás a decirme luego que perdonás mi locura, por que no te creo, no deseo creerte, no me interesa, dar pie a nuevos fracasos. Sabés que puedo ser tu máxima gloria en una hora y luego fumarme un porro, mirándote aburrida, rutinaria y gastada, ahí creyéndote una diosa del Olimpo.

Estoy hastiado de la altanería de tu sexo, del triangulo imperfecto que forman tus senos y la lámpara. Sin embargo te miro y me río de mi pena, gritando con mis uñas no te vayas que me partes, no vueles que me asfixio de tanto recuerdo.

¿Viste? la cosa es así de fácil y burda, siempre acabo pensando al final del encuentro "y ahora de que carajo le hablo" y ella se ríe deprisa, viendo de reojo el reloj pensando "el sexo y la poesía como que no encajan, Baudelaire, nosotros, la cagada este asunto".

Entonces cuando te dirijas a la ducha, y me dejes envuelto en tu aroma agridulce, sentiré ese pequeño dejo de hastío que me empieza a envolver y pensaré: la próxima vez será mejor y si no lo es me cago y le hundo el cuchillo hasta el fondo y que le duela.

8 comentarios:

Ganjartek dijo...

La flaca, me jugó una broma desde mi inconsciente, no quería ser tan pública y se escapó, lo siento por sacarla, ya la puse de nuevo

Olivia Casso dijo...

A mi me encanto conocer a la flaca...

Después de todo...

"Soltar todo y largarse, qué maravilla...Con amores fugaces e inolvidables,
con parasiempres grávidos como espuma
y el acero afilado de los probables
colgado vigilante junto a la luna."

vero dijo...

que bien que haya vuelto el post de la flaca...

esta genial...

besos,

vero

Soñadora Insomne dijo...

Me encanta que la saques, es rabia y dolor y un millón de cosas.

Feju dijo...

"..gritarse la culpa de no amarla...", para mí, señor paul, su texto son esas seis palabras, palabras que me acompañarán esta noche en la cama y humedecerán la almohada al dejarme hora tras hora intentando alejarlas cual moscas del pastel, palabras que me traerán mañana a reeler su texto en este internet de a dos pesos la hora para ver si encuentro otras palabras que alejen a estas de mi cabeza. y gracias por haberme leído; con la prosa que usted levanta es más que un halago.

DOCTOR X dijo...

Recuerdos,espera,un monton de gritos que no dicen amor,piscas de rencor usado muy buena prosa

PERVERSO KAIZEN dijo...

ERES UNA PERRITA FLACA MALDITA...

Y COMO A TODAS TE ENCANTA LA PISTOLAAAAAAAAAA

Efecto Urano dijo...

histeria masculina...