martes, marzo 21, 2006

Marka


Serán las lágrimas de río que reptan,
el largo camino de piedra que te acoja,
el que penetre tus talones desde el frío
Serán los adoquines en mordaza,
los que broten en tu caminar frío
serán el fluir y la furia que taladren tu columna

Ciudad, certeza de mil fuegos trémulos,
habrá que tomarte por asalto,
en la gris figura de tus adoquines
en tus esquinas de comidera y carbón seco

Ciudad, bendición de mil carnes (corrompe)
habrá que beberte entonces,
al caer gastado en resolana fría
gritando la certeza de tus calles,

Será la serena caída en agónicos sentires
que vuelva a tu vientre en temblores secos,
bebiendo tu largo y blanco letargo,
en la roca que mueve tus ríos,
en tus cantos de ninfas de subsuelo

5 comentarios:

Soñadora Insomne dijo...

Ésta me gustó. Probablemente sea porque me encanta esta ciudad.

Etrigan dijo...

y perdernos en sus callejuelas, y respirar la cultura e historia que encierran éstas...
espero encontrarte en uno de esos viajes por nuestra querida ciudad, amigo.
saludos y un abrazo.

Ganjartek dijo...

otro abrazo amigo, ya nos veremos, en algún rincón, en alguna madrugada

minotauro dijo...

si algun dia por casualidad paso por esa tu ciudad, ten por seguro que en mi mesa habrá un buen vinito para voz y acaso un buen corte.. saludos y un abrazo desde el norte.

Ganjartek dijo...

estimado Minotauro, ten por seguro que en mi ciudad serás bienvenido y de mi parte ten la certeza que habra una buena mesa y musica para compartir
Un abrazo