martes, octubre 10, 2006

“9ème jour”


Ayer te he visto en las paredes del subsuelo de la Alianza Francesa y me he acordado de tí, de tus piernas de alambre y tu cabello largo molestando al viento, de tus dedos de uñas rosadas y frías, pinchando la pelota de la otra niña. Ayer he vuelto a tus diez años y buscando en tu mirada he sentido otra vez esa furía contestaría con que envolvías a tus Barbies en velos negros.

He jugado con tu imágen, congelado en la forma de tu rodilla izquierda y en tu lunar de uva he recordado, tus risas en los juegos de cartas, tus bromas tan naif, tu cansancio en ese jardín paceño, en esa casa en la que te tenían a fuerza.

Ya me habían contado que volaste, y sí, ayer te he encontrado, libre, con tus alas extendidas, con ese perfil tan "belle epoque" en el sepia del Sol Mateo. En este mi jour de merd, con pesada espalda de camisa de alambres, el aleteo de tu libertad me has contagiado.

Foto Sol Mateo, exposición 9eme jour, Alianza Francesa, 2006

7 comentarios:

Ataraxia dijo...

Volar a un punto ideal...

Saludos!!

seelie

rondeldia dijo...

ayer te ví jugando con los angeles en el edén fabricado con tus sueños de niña resguardada por tus abuelos y los heroes míticos de nuestra infancia... y todavía no te conocía...

Estido dijo...

Pues la niña creció y el alambre se nutrió de carne. ¿Quién es?, porfis...

Julio Suárez Anturi dijo...

Quizás uno pueda encontrarse consigo mismo, para celebrar la libertad que no creíamos posible. Abrazo.

Ganjartek dijo...

así es y se nutrió de fuerza en sus ideas y ganas de ser libre.
El nombre prefiero guardarlo

Sakura dijo...

La libertad es una ficción, sólo una droga a la cual todos queremos ser adictos por lo que nos muestra que podría ser la vida...

Alguna vez escuché a alguien describir así la libertad, y no puedo más que decir: SABIAS PALABRAS!

Lingam dijo...

Recordar y encontrase con el recuerdo encarnado. Linda imagen, muy pura. Libre. Retratarse así en la retina de alguien... sencillamente hermoso. Y más hermoso aún, que ese retrato cobre vida y te toque tan de cerca y te provoque un estremecimiento tal, que seguramente deja sin aliento.