miércoles, agosto 17, 2005

"Por la razón o la razón"


En estos días de feria, habrá que leer nomás el libro que presentará el Chileno Patricio Jara,
” Mar Enterrado”, obra basada en un personaje paceño, en el pacífico, antes de la Guerra.
Pocas veces chilenos se animan a escribir desde la visión de un boliviano sobre la Antofagasta boliviana.

Sobre el tema, esta mañana desperté con recuperemos nuestro mar, en la tele, con ese aire patriotero de 23 de Marzo, nuestros marineritos, celebraban el día de la bandera cantando “recuperemos nuestro mar, recuperemos el litoral”, el como lo haremos es otro tema que requiere muchas discusiones.

Al respecto y sobre ambas referencias, navegando en viejos papeles, encontré esta historia inspirada en una chilenita, la cual les comparto.

La Paz 24 marzo, 2004

Nosotros los de entonces, ya no somos
los mismos, estoy muerto, estoy
asesinado, estoy naciendo
(Pablo Neruda)

Hola Viole:

Hoy desperté con ganas de contarte que tu y yo no somos los mismos que años pasaron, pero lo bueno como diría el poeta, estamos naciendo.

Como bolivianos, tampoco somos los mismos, firmes en nuestro inconsciente colectivo, habrá que ver si no es solo catarsis, si no es solo una forma de tapar el hambre, habrá que ver.

No somos los mismos, diez años son no más 10 años en nuestras vidas, igual que en Antofagasta no son los mismos, aquellos que hace 125 años escapaban de las turbas chilenas quemando banderas bolivianas.

No somos los mismos de 1977 cuando escuchábamos los entretelones del circo de Charaña. No somos los mismos Bánzer está muerto, Pinocho vegeta en Las Condes y el mundo hoy no es el mismo.

Hoy me acordé de ti, de tu mirada regalándome esa postal con “La Sebastiana” en Viña y volví al día, cuando jugábamos a echar monedas al aire., la tuya, la mía jugando en el aire en un coqueteo largo en la brisa, una danza furiosa de cobre y estaño.

Por la razón o la fuerza en aquel cobre de 100 pesos, la unión hace la fuerza en el estaño y aluminio de 1 boliviano. Las dos volando en aquella madrugada de luna, no importó la política y con menos razón que impulso, nos enredamos por la arena, con la luna fotografiando el baile de pieles, chileno-boliviano.

La unión hace la fuerza, mi moneda de 1 boliviano, yo paceño, del Bolivar, el único gil de mi curso que levanto la mano cuando el profe pregunto quien usa ropa nacional.

Tu paceña de herencia y chilenita de tradición, creciste entre poemas de Neruda y la memoria de Allende en la casa de tus viejos, ese recuerdo escondido con vergüenza. Creciste leyendo a Fuguet y Bolaño, con los Prisioneros y el baile de los que sobran.

Violeta como la Parra, clara en sueños y convicciones, hoy mujer de batalla, sigues viva en algún rincón de Santiago y sin embargo estamos hoy tan muertos uno por el otro.

Hoy cada quien en su pedo y en su juego, cada uno con su historia, con sus héroes, con eso de “la patria a cuestas”. ¿Te acuerdas cuánto teníamos de bueno juntos, de chicos, pololos, ¿te acuerdas, cómo enterrámos en la arena a O¨higgins y Daza?, ¿cómo conjurábamos a Melgarejo y Pratt a plan de porros, beso y fogata?

Luego de los años, despierto con un sabor nuevo, aunque sigo muerto en tus fantasmas, cuando re leo el Althazor o recuerdo tu Nerudiana forma de mirarme, nuestras caminatas por el mercado y nuestra sopa de mariscos.

Hoy te leo por mail, de mes en cuando, ¿será por tus líneas de ayer que volviste intensa en la memoria?. Me contaste que leíste en La Tercera, aquello del mar y las ganas de Mesa de gritar hasta el cansancio que tenemos algo pendiente con Chile. Te preocupa eso de Viva Bolivia Muera Chile y banderas chilenas por el piso, te preocupa eso de fragatas y discursos agresivos, palabras que luego de un año, seguro que nadie ni aquí ni allá las recordará me dijiste.

Me escribiste desde tu vació decorado con canciones de Inti Illimani y despertaste cercanías, con ese aire tan snob de Santiaguina que aún te queda. Me contaste de tus hijos que viajaron a Calama para el festejo de sus 125 años y de toda esta incoherencia patriotera que renace. Sobre nuestra botella de Undurraga, cómplice de aquella noche con la luna en la piel.

24 de marzo 2004, tengo el rostro más ajado y vuelvo a los versos del poeta y a tu recuerdo en el espejo, ahí toda dormida, esquivando la luz seca de una La Paz adormecida. Te miro durmiendo ahí, a mi lado, hija de chilenos nacida en La Paz, la que sufre de asma en el smog de Santiago, la que odia los bichos y el calor de Santa Cruz, la que al final siempre fue más paceña que el Chuño.

¿Te acuerdas?, ese viaje de la U a Viña?, bebiendo vino en caja y gritando en una playa de Reñaca ¡éste es mi mar carajo! y luego reírnos del gordo Hinojosa mojando sus calzones en una playa más chilena que el pisco. Gritando ¡devuelvan el mar! Y luego todos a consolar al cuate, por que vaya a saber en que rincón del sur acabaron sus botas gastadas, que caprichosamente una ola tomo de prenda.

Sí me acuerdo de eso y más, de la frase de algún paceño en Santiago “Lo bueno es que acá te sientes como en La Paz, todo es chileno”. Me vuelven imágenes de Gladys y su socialismo trasnochado, de pescadores en las playas Bolivianas, de aymaras dejando la vida en salitreras, de un prefecto boliviano adormilado por el pisco en Antofagasta de1879.

Así es Violeta, todavía me queda la resaca de un 23 de marzo, patriotero y emotivo, de quema de banderas y gritos amenazantes. Aún me queda el vino en el cuerpo, ese tan nuestro, tal vez por eso el Undurraga no sabe igual sin tus labios.

Me acuerdo de ti, pero no puedo evitar mirar con bronca, las palabras de aquel Presidente cayendo a vacío, llamando a unidad, arando en oídos regionalistas, la vergüenza del amigo que imita el acento chileno en Arica, del que compra ropa boliviana, con etiquetas made in Chile.

Tanta incoherencia junta y patriotero ensayo, todo me viene a la cabeza nuevamente, preguntándome ¿Cuánto durará el chaqui de la farra del 23? ¿Antes de volver a esta patriotera identidad que come chileno y grita muera chile?, ¿antes de ser otra vez patriota de Estadio y plaza Avaroa?

Así es chilenita, antes que mi paceña despierte, te escribo rápido y me acuerdo que tengo que guardar plata para el partido Bolivia vs Chile que “Hay que rompérselas, haber si así nos desquitamos con la pelota de las batallas perdidas.

Ahora que te leí, prometo escribir más seguido, cuídate, comete unas empanadas en mi nombre y por sí te preguntas, todavía guardo tu moneda entre mis cosas, testigo de esa noche en que la piel se cagó en la política.

Te escribo fija más tarde, de momento a aguantar el frío en esta peluquería de a luca y seguir leyendo mi Condorito, luego guardaré mi moneda de “la unión hace la fuerza” que necesito lustrar mis “guante” que compré en Iquique.

Un beso como abrazo de sal

4 comentarios:

rondeldia dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Rondeldia dijo...

Apelo al grupo de saya afroboliviana VIVA BOLIVIA MUERA CHILE, soy de los que hace muchos años usa solo lo BOLIVIANO y no por patriotero sino por que me gusta... rescato tu amor por los hipocritas y aclaro... el pisco es peruano UNA COSA MAS QUE DECIDIERON ROBAR los judios de sudamerica COMO DECIAN LOS PRISIONEROS... MALDITO CHILENO...

[i] dijo...

¿malditos chilenos que robaron o estupidos bolivianos que se dejaron quitar? ¿cual es la verdadera historia?... y a estas alturas ¿que realmente simboliza el mar para Bolivia?.. no hablo del intercambio comercial, ni de tener un puerto para las impo-exportaciones... hablo en serio... yo he nacido en un país sin mar y he vivido creyendo en libros de historias que me contaban que debo odiar a los chilenos... pero los libros que escriben las victimas, (igual que mis post), solo cuentan la versión vivida desde el lado de la victima y esas versiones siempre tienden a la autocompación sin medir las cosas con la vara de la verdad, al menos de una verdad imparcial.. y cuanto más escucho gritar a la gente "muera chile" y quemar banderas.. pienso, ¿donde va el patriotismo de esta gente cuando estan en medio de los bloqueos? ¿cuando salen por las calles y dicen "indios de mierda"? ¿cuando ufanos pasean por las narices de los demás sus nuevas adquisiciones todas importadsa? ¿cuando son felices por conseguir piratas los libros y discos de artistas nacionales? ¿para que queremos un mar que no tenemos si la tierra que si tenemos, nuestra cultura, nuestra gente, nuestro arte, nuestra producción no sabemos quererle, ni cuidarla? ¿para que queremos un mar si nadie va a ir, si lo vamos a bloquear, si vamos a dejarlo morir igual que dejamos morir a nuestra patria?

rondeldia dijo...

para alguien que realmente no sabe que "realmente simboliza el mar para BOLIVIA" mejor ...

apelo a otra buena de los PRISIONEROS: "NUNCA QUEDAS MAL CON NADIE"