miércoles, agosto 10, 2005



Mirada esmeralda de falso encargo
El tacto terciopelo en piel dispuesta
Ella oficio y espalda desgarrada
Se levanta firme sobre montes muertos

Geografía de humedades tibias
Conoces bien el arte, mejor aún el encargo,
No esta permitido mirarte con luz de día
ni beber la esperanza en tus labios

1 comentario:

El Mostruo.... dijo...

Ella...la de piel arrendada, todavia me duele en la espalda...será que luego de pagarle tantas noches, ahora si me vende el alma?